Bitcoin Circuit: ¿demasiado bueno para ser verdad?

Cuando estudias Finanzas lo primero que te enseñan es el famoso “axioma riesgo-retorno”. Cualquier inversión o instrumento financiero con rendimiento muy alto es inherentemente muy riesgoso. En ese momento conoces el concepto de riesgo y nunca más vuelves a ser el mismo: comprobarás formalmente que, como te decían tus padres o tu abuelita, “todo tiene un costo”.

Sin embargo, el riesgo sigue siendo un concepto difícil de entender y cuantificar, sobre todo por gente joven y personas con poca educación financiera. Todos los días aparecen nuevas empresas, nuevos instrumentos financieros son diseñados, pero también nuevas estafas se ponen de moda. Desde su introducción al mercado, las criptomonedas, en especial el Bitcoin, ganan cada vez más adeptos, pero son altamente riesgosas. Por ello, son altamente rentables. El problema radica en que los seres humanos estamos mejor cableados para correr de miedo que para sopesar riesgos y retornos.

¿Te gustaría ganar dinero fácil, rápido y en cantidades industriales? ¡Felicitaciones! Al parecer existe un robot que hace transacciones de compra y venta o “trading” de Bitcoin de forma automatizada. Cuando unes AI “Inteligencia Artificial” y Bitcoin con Internet, se crea un cocktail que parece demasiado bueno para ser verdad. Ese coctaill se llama “Bitcoin Circuit”.

¿Pero se puede uno fiar de Bitcoin Circuit?

En inglés se conoce como «FOMO» el miedo a perderse de algo (por sus siglas en inglés “Fear of Missing Out”). ¿Verdad que tras ver los anuncios de Bitcoin Circuit has sentido esa sensación? Nadie quiere ser el único que se quede fuera de la gran fiesta de Bitcoin Circuit.

Bitcoin Circuit, Bitcoin Revolution, Bitcoin Evolution… o cualquier otro nombre que incluya el nombre de la criptomoneda por antonomasia: todos ellos se aprovechan de quienes sienten «FOMO» ante los anuncios de Bitcoin. Su única intención es sacarle los cuartos a quien haya oído hablar de los millonarios del Bitcoin.

Supuestamente Bitcoin Circuit un crypto robot que hace trading de alta frecuencia o “HFT” por sus siglas en inglés “High Frequency Trading”. Pero el HFT no es tan rentable como dicen los anuncios de Bitcoin Circuit. Y desde luego si lo fuera no iría desesperadamente anunciándose para conseguir inversores: cualquiera con dos dedos de frente que hubiera desarrollado un sistema que arroje esos descomunales retornos preferiría pedir un préstamo al 5% anual y poner su propio dinero. ¿Para qué regalar dinero?

Y aún si fuese posible lograr una ganancia rápida, no deberías arriesgarte y meter dinero en una empresa de la que no sabes nada y que en cualquier momento te puede dejar colgado. A la célebre frase de Peter Lynch yo le agregaría: nunca entregues dinero a nadie que no conozcas y mucho menos si sólo tienes acceso a su sitio de internet.

Pero ojo: no son lo mismo Bitcoin Circuit y Bitcoin

Ahora bien, todo lo dicho anteriormente no significa que debas desconfiar de Bitcoin, porque nada tiene que ver Bitcoin con Bitcoin Circuit. Mientras el segundo es una estafa de tres al cuarto, Bitcoin es un activo real que mueve miles de millones y en el que sí es interesante invertir.

En nuestra humilde opinión Bitcoin aún tiene mucho camino por recorrer. Sí, su precio es mucho más alto que cuando nació, pero también la acción de Amazon valía mucho más

las políticas monetarias estatales inflacionarias provocarán que inevitablemente la gente se harte de ver sus ahorros devaluarse. Y ahí es donde entra Bitcoin, la moneda digital a salvo de gobiernos y cuya oferta total está intrínsecamente limitada.

Si quieres dar tus primeros pasos con Bitcoin, te recomiendo que leas nuestro artículo sobre cómo comprar Bitcoin en Ecuador.

En conclusión, Bitcoin Circuit es una estafa porque lograr alta rentabilidad con muy poca inversión a través de un sitio web en Internet sobre el que no sabemos nada es demasiado bueno para ser verdad. Mi viejo profesor de finanzas decía “cuando algo es demasiado bueno para ser verdad: O no es verdad, o es ilegal, o engorda”.

Deja un comentario